Preparación Fisica para la TransVolcánica

TransVolcanica110

    La TranVolcánica de LANIN Turismo y Aventura es una actividad que demanda fundamentalmente resistencia y son básicamente dos las exigencias físicas a superar; Piernas y Espalda.

    En relación a las piernas, debemos orientar el entrenamiento hacia lo que luego encontraremos en la travesía. Desniveles positivos y negativos, jornadas de entre 6 y 10 horas de caminata, impacto sobre articulaciones, tendones y músculos, rozamientos, ampollas, suelo constantemente desparejo con material suelto, piedras e irregularidades, etc. y todo esto en un ambiente de temperaturas permanentemente cambiantes.

    Partiendo de lo anterior, la consigna es simple: Debemos ir preparando y acostumbrando nuestras piernas (y cuerpo) a este tipo de condiciones, de modo tal que durante la travesía, nuestras piernas puedan amortiguar y soportar, de la mejor manera, cada una de estas exigencias y si bien podremos sufrir alguna de ellas, si estamos preparados, seguramente no será causal de abandono de la travesía.

    Es así, que lo más recomendable es salir a trotar con toda condición, aún cuando se viva en ciudades que no tengan desniveles o lugares cercanos donde ir a correr en ascenso o descenso.
La arena es un buen simulador de resistencia, pues fortalece mucho las piernas (de la rodilla hacia abajo). Músculos como los que ubicados en el pie , las gemelos, los anteriores y la interactuación necesaria entre ellos para mantener el equilibrio son fundamentales.

    Salir a correr bajo toda condición climática no solo nos enseñará con que es más efectivo abrigarse o protegerse sino que también irá preparando nuestra mente a seguir adelante en tal condición.
Los corredores de montaña decimos: “El clima solo nos dice que ponernos”
    Como ven, el entrenamiento principal más recomendado no es el del gimnasio, sino el trabajo out door, esto es por que en el gimnasio encontraremos siempre un clima controlado, cómodo, con suelos regulares y hasta acolchonados. Durante la TransVolcánica no será así.
    Esto no significa que el gimnasio no se bueno, sino que es recomendable y hasta necesario. De hecho, salir a correr siempre en días fríos y bajo la lluvia, eventualmente puede generarnos alguna enfermedad que nos hará dejar de entrenar por días o semanas y en tal caso, abusar de exponernos a mal clima puede hacernos retroceder y no avanzar con el entrenamiento.
    En estos casos, bueno es guardarse en el gym…. De igual manera, el gimnasio puede darnos una buena base de fuerza sobre la que construiremos luego la resistencia. Ningún músculo débil puede tener buena resistencia.

Espalda: Para lo que si es fundamental el trabajo de gimnasio, es para dar soporte a la mochila. Lo más duro para la mayoría de los TransVolcánicos, no fue la caminata, ni los pies, ni el clima, sino soportar el peso de la mochila durante tantas horas. Este es el punto débil de la mayoría de los entrenamientos y su subestimación, cuesta unas cuantas horas de dolor de hombros o espalda durante la travesía.
    La mayoría de las buenas mochilas cargan un 70% de su peso sobre los hombros y un 30% sobre el cinturón que se ajusta a la cadera.
    Dependiendo de cómo esté armada la mochila, el modelo de mochila y otras cuestiones este porcentaje puede variar.
    Es por esto importante fortalecer espinales, Dorsales, deltoides, trapecios, oblicuos, abdominales y todos los músculos relacionados con soportar además del peso de la mochila, el equilibrio. Ej: 15 kgs en la espalda te tiran hacia atrás y necesitarás abdominales para no perder el equilibrio. Girar para ver algo, demandará que tus oblicuos y tronco en general estén fuertes para soportar ese movimiento sin lesionarse.
    Es importante, aunque sea por plano, salir a caminar varias veces con la mochila bien cargada, esto te ayudará a ir preparando tu espalda y mente.

    Si alguna vez corriste una carrera pedestre de más de 20 Kms, sugerimos no tenerla como referencia para esta travesía pues las velocidades, cuidados que deberás tener, descansos y la misma administración de tu energía será totalmente diferente.

    Insistimos que en base a esto, diagrames un entrenamiento con profesionales de la actividad física que hayan tenido experiencia “Real” en actividades de montaña y por sobre todas las cosas, te hagas un chequeo previo de rutina. Recuerda que donde vamos, no hay asistencia medica urgente y que eventualmente podríamos llegar a estar a días de un centro asistencial. Es decir.. si tienes algún problema físico, es mejor que lo encuentres y trates en tu ciudad que en el medio de la cordillera.

boton-final

©2017 Lanin Turismo y Aventura